lok’ tavanej

marzo 6, 2009

Cotidiano XVIII

Filed under: historias y otras cosas — Gurisa @ 1:52 am

Me he abstraído del momento, aún cuando puedo escuchar todo lo que dices y ver tus ojos llenarse de lágrimas mientras contienes un suspiro para evitar romper en verdadero llanto.

Nos veo de lejos, tratando de encontrar algo que se nos perdió tan demasiado atrás. Desesperados. Asustados. Tal vez en aquel atrás pudimos haberlo encontrado, un tanto desgastado, es cierto, pero no tan roto como ahora nos topa.

Es como ver una película de humor negro, con cierta sorna y algo más de ironía; un film cotidiano que retrata el inmisericorde paso del tiempo, mientras una banda sonora, inundada de estribillos hablados adorna una escena crucial para la vida de dos personajes que están a punto de hacerse grises por la marca del olvido.

Así nos veo, mientras intentas hablarme de amor, de un amor que parece te has inventado. Recuperas ese amor que me inventé y tratas de dibujármelo.

-Te Amo

Y he logrado abstraer una parte de mi para hacer una instrospección de esta imagen que, al igual que todas las que representamos, se me quedará anclada sin poder removerla, la almacenaré con todo lo que has sido, quedará en aquel pedazo de mi que habitas sin mudanzas futuras.

Yo también Te Amo, pienso. Te amo el 03 de agosto de 2006; te amo el 26 de julio de 2006; te amo el 17 de septiembre de 2006; te amo el 04 de mayo de 2006; te amo el 22 de febrero de 2007; te amo el 22 de diciembre de 2006; te amo el 18 de enero de 2007; te amo incluso el 17 de enero de 2009… y te amo todos los días que no he escrito, pero que viví a tu lado desde que me topé con tu canto, en un nocturno Colegio de Ciencias y Humanidades, sentada frente a tí y soñando que un día mi beso estaría en tu boca…

…pero no Te Amo el 27 de febrero de 2009, ni los días que seguirán a éste, que después se convertirán en semanas, las que construirán meses y que, a la postre, harán años que no estaré contigo, que no pasaremos en un abrazo y que mi beso no anidará en tu boca.

***

Te quiero. Amo el sueño que creí podíamos construír.  Extraño las tardes de trova que culminaban cuando caía la luna sobre nuestros pasos; extraño tu mano mientras poblabamos la nocturna Ciudad de México y nos internábamos en su boca oscura, seguros de estar el uno junto al otro. Extraño tu sonrisa recibiéndome a las puertas de alguna peña, de algún bar; extraño tu beso de bienvenida. Extraño nuestras noches, sorteando batallas espasmódicas y entrecortadas; extraño tu mirada matutina.

***

Intento decirte que el amor se cansó de tanto resistir y mientras seguías tu camino, mi estación puso en puerta su letrero: “cerrado por derribo”.

Vuelvo a mi, veo tus ojos, los de siempre, los de las buenas historias. Mi abrazo es lo único que puedo ofrecerte y la seguridad de que no tengo nada que reprochar, ni a ti ni a nuestro tiempo juntos.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: