lok’ tavanej

octubre 5, 2007

Cotidiano VIII

Filed under: historias y otras cosas — Gurisa @ 8:34 pm

04.10.07.

La chica de los charritos está triste…

…es el juglar el que le ocasiona ése sentimiento de incertidumbre, ésa impotencia de no poder decirle lo que se merece, desde un “te quiero”, hasta un “no me vuelvas a tocar”… la chica de los charritos está sufriendo, se vuelve una niña en la lejanía de sus brazos, aún cuando en ellos era la mujer.

La niña de los charritos, deja de llenar bolsitas para mirar tímidamente al juglar, que está complaciente con la audiencia, sonriente ante la multitud con su bello trinar… y la chica de los charritos voltea la mirada, evade el pestañeo orgulloso del juglar… se esconde entre vasos, garrafones, servilletas y un poco de gente… el juglar está atento a la niña de los charritos, sabe que ella, esta vez, puede escapar de sus manos… y entonces lanza su arma poderosa y sabe que la niña de los charritos no podrá ante eso… y así es…

Las flores se han quedado mudas porque el juglar canta para las niña de los charritos, las flores la miran a ésta y saben que está sufriendo… ellas sólo se sorprenden y dividen miradas entre el juglar y la endeble niña de los charritos…

Cuando la música cesa, la niña de los charritos esconde el llanto en un recodo de su corazón, estira los vasos llenos y recibe el pago correspondiente, su atención va y viene en un apresurado andar de gente… busca refugío entre las flores y ellas la reciben con piedad, lastimosas flores que saben su dolor…

El juglar se aparta y se acerca… se aparta y se acerca… todos le preguntan a la niña de los charritos, impacientes, por el juglar… ella no sabe nada, no le deja de importar, pero no sabe, ya no tiene más respuestas… sólo el callar agudo de la lejanía entre el juglar y ella… y la inesperada cercanía que puede producir la melodía del juglar… fuera de eso, el juglar, ahora y a su pesar, es un desconocido para la niña de los charritos…

…se queda muda y lo observa, el juglar se acerca y le muerde el corazón… la niña de los charritos asiente y lo ve marcharse… el miedo la abraza, además de que será su compañía, por este camino luctuoso… pero nuevamente, sin el juglar presente, la niña vuelve a ser la chica de los charritos… y se dedica a llenar bolsitas y a sonreír, aunque en ese corazón suyo, aún albergue llanto…

La chica de los charritos está triste… pero no por eso dejará de ser la “adorablemente atractiva chica de los charritos”… (ya lo recuerdas?)

Anuncios

2 comentarios »

  1. nO MASQUES QUE PROFUNDO Y QUE BONITO EXPRESAS TU SENTIR, ESTA FLOR SIEMPRE TENDRA SUS HOJITAS ABIERTAS PARA QUE LLORES O RIAS CON ELLA

    Comentario por selene — octubre 11, 2007 @ 3:15 am

  2. no, no, no…de verdad es algo tan chido, y así es , no por eso dejaras de tener la esencia q tienes…y q además la plasmas con tanta hermoosura,q el juglar nunca se dió cuenta cuán bella y fuerte es “la niña de los charritos”, y recuerda q siempre estarás rodeada de flores q te esperarán y te acompañarán cuando lo necesites…eso sin duda. tq

    Comentario por jazsiana — octubre 16, 2007 @ 10:57 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: